Su carrito

El beso de Singapur: 5 claves para practicarlo

Jan 05, 2023

0 comentarios

Guillermo Restrepo

El beso de Singapur, también conocido como "Kabazza", es una técnica ancestral procedente de la India que consiste en succionar el pene de tu pareja, pero no con la boca, ¡sino con la vagina! Esta técnica no está respaldada por estudios científicos, pero hay quienes la encuentran de lo más placentera... por probar que no quede, ¿no? Además, aunque esta técnica puede ser muy agradable para el pene, el hecho de tener un suelo pélvico fuerte también ayuda a las personas con vulva a maximizar el placer sexual. Clave 1: Identifica los músculos ¿Cómo? Lo principal es identificar qué músculos tienes que contraer, así que, cuando vayas a hacer pipí, corta el chorrito, vuelve a soltar, vuelve a cortar, y así... Los músculos que contraes para "cortar" el pis son los que tienes que contraer para ejercitar la musculatura. Pero ¡ojo! Cortar el pis no es sano, así que hazlo únicamente para identificar los músculos la primera vez, nada más. Clave 2: Técnica en 3 pasos Bien, ¡logro desbloqueado! Ya sabes "apretar" los músculos de tu vagina. Ahora es el turno de hacerlo con tu pareja dentro; así que, tras poneros a tono, ponte encima de tu pareja y prueba a “apretarlo”. Consiste en tres pasos: aprieta, mantén (durante 2-3 segundos) y suelta. De esta forma podrás identificar las nuevas sensaciones que se generan dentro de ti. Lo siguiente es poner en marcha una gran técnica del beso de Singapur: punta, media y fondo. Consiste básicamente en "apretar" las tres zonas principales del pene. ¿Cómo? Para empezar, probad a introducir solo el glande, su zona con más terminaciones nerviosas. Una vez dentro, aprieta y mantén durante 2-3 segundos. Baja un poco más tus caderas hasta que llegues a la mitad y aprieta. Baja hasta el fondo y aprieta. Después de eso, vuelve hacia el glande. Clave 4: Repite y descubre Ahora vuelve a repetirlo todo: estás nuevamente en el glande, te toca apretar. Bajas al medio, aprietas y luego al fondo, aprietas y vuelves nuevamente hasta el glande. Con estos pasos controlados puedes crear distintas combinaciones a la medida de vuestros gustos ¡Será divertido ir probando hasta encontrar la combinación que más os guste! Clave 5: El toque de oro Para elevar el beso de Singapur al siguiente nivel, te vamos a desvelar el toque de oro... Con este truco vas a aprender a utilizar todos los músculos del suelo pélvico en profundidad. Casi todas las personas con vulva tienen la fuerza en el primer tercio de esa, es donde casi todas podemos identificar ese “apretón”; lo bueno es que podemos aprender a apretar en el medio y al final de la vagina dando un masaje mucho más intenso, y solo ayudándonos con el abdomen. ¿te gustaría aprender a ejercitar tu suelo pélvico y disfrutar más tus relaciones sexuales? Acá te recomendamos algunos productos ideales para fortalecerlo:


WINYI HEIDI BOLAS KEGEL (clic aquí)

Deja un comentario